Skip to content

10 cosas que deberías saber sobre el artista chileno Mario Toral

Mario Toral es un destacado pintor, grabador y fotógrafo chileno. Con 60 años de trayectoria ha ganado más de treinta premios dentro y fuera de Chile. Conoce a continuación los 10 principales...

Mario Toral, un talentoso artista chileno, se ha destacado en la pintura, grabado y fotografía a lo largo de 60 años. Su brillante carrera le ha valido más de treinta premios, tanto en Chile como en el extranjero. Explora aquí los diez hitos más importantes que han moldeado su vida y su arte.

1. Un espíritu aventurero

Mario Toral nació en Santiago el 12 de febrero de 1934. A los 16 años le dijo a su madre que se iría por 3 semanas y tardó casi 20 años en regresar. Se fue a la aventura, durmió en las calles y en estaciones de trenes con el objetivo de llegar a Paris. Su travesía por estudiar arte lo llevó a Buenos Aires, Montevideo y São Paulo, donde realizó su primera exposición a los 20 años. Finalmente se estableció en Paris y más tarde en Nueva York, ciudades donde desarrolló plenamente intensa labor pictórica antes de regresar a Chile.

2. Extrañas formas que inspiran

Mario Toral - bucarestart

La infancia de Mario Toral estuvo marcada por el barrio, el entorno de la calle Molina en Santiago y sus uniformes casas de fachada continua albergaban un espacio por descubrir en sus alturas y que inspiraría la imaginación del artista. En las andanzas por las techumbres de aquellas casas siempre encontraba algo interesante, cada rincón revelaba tesoros inesperados: perfiles difusos de fragmentos de muebles s o escombros que revelaban curiosas formas. En contraste a la monotonía de la calle, el paso por los techos era excitante y rico en formas y colores a ojos del joven artista.

3Su primer maestro.

Mario Toral - bucarestart
Al lado de su casa de infancia estaba el almacén de Don Agustín, un anciano de origen español que pintaba detrás del mostrador. Don Agustín utilizaba los objetos que vendía en su tienda como modelos para sus pinturas de naturalezas muertas. Sin embargo, cada vez que llegaba un cliente, debía interrumpir su arte. Toral guardó varios cuadros que el dueño del almacén le dio y muchos años después, cuando ya había desarrollado su carrera, Don Agustín decía “éste es mi alumno” orgulloso de haber inspirado al artista y de haber sido su primer maestro.

4. Muerte en Navidad

El padre de Mario Toral era español, del norte, asturiano y llegó a Chile a los 14 años en un barco de carga. Trabajó en barracas de madera, panaderías y tiendas textiles y vivió muchos años durmiendo debajo de un mostrador. Con los años llegó a tener un próspero negocio que lo llevó a ser dueño de los zapatos American Shoes. Hasta que inesperadamente fue dejado muerto en la puerta de su casa el día de Navidad cuando Mario tenía 14 años. Esta repentina muerte no permitió que hicieran las paces, el padre era una persona muy estricta y la relación fue siempre muy distante, por eso, desde pequeño Toral se inventó otra vida, donde soñaba mucho como una manera de evadir esa realidad tan hostil.

5. Sin miedo al gran formato


Mario Toral es gestor y creador del mural Memoria Visual de una Nación, obra que abarca más de mil doscientos metros cuadrados de la estación del Metro Universidad de Chile. La gran pieza pictórica, inaugurada en 1999, recrea como una «verdadera narración visual» la historia general de Chile, rescatando sus hitos más significativos desde la mirada del artista, quien desarrolla una obra heredera de la tradición muralista latinoamericana. En marzo de 2001, se inauguró otro mural de Toral en el salón de honor de la Casa Central de la Universidad de Chile. La obra tomó cerca de dos meses en ser terminada.

6. Múltiples oficios 

En su determinación por llegar a París, Mario atravesó momentos difíciles y tuvo que desempeñarse en una serie de trabajos antes de poder dedicarse por completo a su pasión por la pintura. Pasó por variados oficios: carpintero, albañil, estibador de puerto, cosedor de libros e incluso mesero, antes de encontrar trabajo coloreando figuras de yeso para pesebres. Sus primeros encargos fueron pintar vacas y asnos, pero su destreza lo llevó rápidamente a retratar vírgenes y niños. La compensación que recibía por este trabajo le permitió matricularse en la Escuela de Bellas Artes de Montevideo en horario vespertino, un paso crucial en su camino hacia la formación artística formal.

7. Un artista multifacético 

Toral - bucarestart

Además de destacar en las disciplinas de pintura, grabado y fotografía, Mario Toral incursionó como ilustrador de libros de poesía y se aventuró en la escritura de ensayos y cuentos. Colaboró con su amigo Pablo Neruda ilustrando obras icónicas como "Machu Picchu", "Arte de pájaros" y "Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada". En su faceta literaria, sus cuentos se han publicado en Estados Unidos, Suecia y Francia. En Chile, ha publicado el libro de ensayos "Tanai y el Resplandor de Eros".

8. Toral y la docencia

Después de una prolongada ausencia, Mario Toral vuelve a Chile con el propósito de continuar su vigorosa labor artística y adentrarse en el ámbito docente. Se embarca como profesor de pintura y grabado en la Universidad Católica, mientras que también se convierte en el fundador y primer decano de la Escuela de Arte de la Universidad Finis Terrae. A partir de 1996, es reconocido como Miembro de Número de la Academia de Bellas Artes del Instituto Chile.

9. Director del Taller 99

El Taller 99 tuvo su origen en 1956, inspirado por la experiencia de Nemesio Antúnez en el Atelier 17, dirigido por Stanley William Hayter en París. Esta vivencia lo motivó a recrear una experiencia similar en Chile, con el objetivo de explorar en profundidad diversas técnicas de grabado. Entre los primeros miembros se encontraban reconocidos artistas como Delia del Carril, Roser Bru, Florencia de Amesti, Inge Schoenemann, Luz Donoso Puelma, Ricardo Yrarrázaval, Dinora Doudchitzky, Eduardo Vilches y Juan Downey, entre otros.

En 1964, Nemesio Antúnez fue nombrado Agregado Cultural de Chile en Estados Unidos, lo que llevó a Mario Toral a asumir la dirección del Taller. Bajo su liderazgo, el taller continuó su labor hasta 1973, año en que fue clausurado debido al Golpe Militar.

10. Alas y raíces 

El proyecto cúlmine del artista es formar la Fundación Mario Toral. Sin embargo, la iniciativa se vio truncada después de que fuera estafado por Alberto Chang, lo que significó la pérdida total de los fondos destinados para su realización. El proyecto se ha adaptado a una escala menor y ha cambiado su nombre por “Espacio libre Alas y Raíces", expresión que para Toral es su escudo en el arte y es también el nombre de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Finis Terrae. Alas y raíces significa imaginar, pero siempre ver lo que hay detrás.

Mario Toral - bucarestart

La vida de Mario Toral es una odisea artística que atraviesa fronteras y disciplinas. Desde sus inicios en Santiago hasta su exploración global, cada experiencia ha enriquecido su creatividad.

Mario Toral - bucarestart

Con una diversidad de expresiones artísticas que abarcan desde la pintura hasta la docencia, su legado va más allá de sus obras monumentales. Su perseverancia y compromiso con el arte son un faro para futuras generaciones de artistas, demostrando que el arte es una poderosa herramienta de transformación y expresión.

 

Leave a comment

Your email address will not be published..

Select options

WhatsApp