Bucarest Art Gallery

Jarrones japoneses de bronce y esmalte cloissoné motivo invernal

$700.000 CLP $600.000 CLP 14% descuento
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
A6257

Bellos jarrones japoneses de bronce y esmalte cloisonné con colores brillantes. Contiene interesante pintura donde el diseño es levemente distinto uno de otro.

Dimensiones: 18 x 18 x 30 cms altura.

Antigüedad: Principios de S. XX.

Origen: Japón.

Condición: Muy buen estado.

Todas las antigüedades tienen detalles propios de su edad, que las hacen únicas y distinguibles

¿Tienes dudas? Solicitar más información

Retiro disponible en Tienda Providencia

Normalmente está listo en 2 a 4 días

ENVIO GRATUÍTO EN LA REGIÓN METROPOLITANA

Para todos los muebles, alfombras, tapicerías, y piezas de gran volumen en general.

ENVÍOS A REGIONES

Algunas de nuestras piezas ofrecen la tarifa de envío en la página de pago.

El pago del envío incluye el embalaje y un seguro que cubre la totalidad del costo de la pieza, en caso de que esta sufriera durante su transporte.
Más información sobre el embalaje profesional aquí.

Si la tarifa no aparece, contáctanos al +569 33423442 para que te hagamos una cotización del envío.

COMPRAS INTERNACIONALES

Compras y pagos internacionales pueden hacerse a través de Paypal. Hacemos envíos a través de Correos Chile, UPS y otros servicios internacionales.

Si tienes interés en comprar, contáctanos en: ventas@bucarestart.cl

La técnica del Cloissoné, o esmalte alveolado: universal y atemporal

El cloisonné es una antigua técnica de decoración de objetos metálicos que se ha utilizado durante siglos. Consiste en la creación de compartimentos o alvéolos (llamados "cloisons" en francés) en un objeto metálico, como joyas o pequeños adornos, mediante la soldadura o adhesión de alambres de plata, oro o delgadas cintas en sus bordes. Estos compartimentos se utilizan para contener esmalte vidriado de diversos colores, creando así diseños coloridos y decorativos en la pieza.

En tiempos antiguos, esta técnica se empleaba para decorar objetos con diseños geométricos o esquemáticos, utilizando gruesos tabiques entre los compartimentos. Sin embargo, en el imperio bizantino, se desarrollaron técnicas que utilizaban alambres más delgados para crear imágenes pictóricas, incluyendo imágenes religiosas y joyería, utilizando esmalte en lugar de incrustaciones.

La técnica del cloisonné se difundió por diferentes culturas a lo largo de la historia, llegando a China en los siglos XIII-XIV, donde se utilizó para decorar grandes contenedores y vasos. Esta técnica se mantuvo vigente en China y en otras partes del mundo, adaptándose a diferentes estilos y épocas.

El cloisonné es un arte antiguo que ha dejado huella en la historia de la decoración de objetos metálicos, y su legado perdura en diversas formas y estilos en la actualidad.
(fuente: wikipedia)