Bucarest Art Gallery

Cómoda pequeña Luis XV

$750.000
Tax included. Shipping calculated at checkout.
D1268

Cómoda pequeña Luis XV, con bellas a plicaciones y tiradores en bronce. Cubierta de mármol rojizo y marquetería con motivos florales a cada lado y en sus dos cajones. 

MATERIALIDAD: Marquetería, mármol, bronce.

MEDIDAS: 79x40x85

ORIGEN: Francia

ESTADO: Muy buen estado. Mármol presenta un detalle reparado. 

 

Todas las antigüedades tienen detalles propios de su edad, que las hacen únicas y distinguibles

Consultar disponibilidad / Más información

Pickup available at Tienda Providencia

Usually ready in 2-4 days

ENVIO GRATUÍTO EN LA REGIÓN METROPOLITANA

Para todos los muebles, alfombras, tapicerías, y piezas de gran volumen en general.

ENVÍOS A REGIONES

Algunas de nuestras piezas ofrecen la tarifa de envío en la página de pago.

El pago del envío incluye el embalaje y un seguro que cubre la totalidad del costo de la pieza, en caso de que esta sufriera durante su transporte.
Más información sobre el embalaje profesional aquí.

Si la tarifa no aparece, contáctanos al +569 33423442 para que te hagamos una cotización del envío.

COMPRAS INTERNACIONALES

Compras y pagos internacionales pueden hacerse a través de Paypal. Hacemos envíos a través de Correos Chile, UPS y otros servicios internacionales.

Si tienes interés en comprar, contáctanos en: ventas@bucarestart.cl

La técnica Bombé: sofisticación y voluptuosidad

Las cómodas bombee, también conocidas como 'panzudas' o 'bombées', son muebles de estilo Luis XV o Rococó que se caracterizan por su distintiva forma convexa y redondeada. Estas piezas de mobiliario destacan por su voluptuosidad y encanto, con frontales abultados, patas cabriolé y una exquisita decoración.

Estas cómodas, originarias del siglo XVIII, son un símbolo del apogeo del Rococó en Europa. Son apreciadas por su refinamiento y elegancia, siendo muy populares entre la corte y la burguesía parisina de la época. Su diseño busca embellecer los espacios donde se ubican, aportando calidez y sofisticación, especialmente en habitaciones como boudoirs o zonas de vestidor.

Usualmente, están decoradas con apliques metálicos preciosos y a menudo se pintan en tonos pastel. Los ebanistas de la época no escatimaban en detalles, utilizando maderas nobles, incrustaciones metálicas en cobre, bronce o plata, así como marquetería elaborada con motivos florales y de conchas.