Bucarest Art Gallery

Centro de mesa hexagonal de cristal Baccarat

$132.000
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
C1100

Centro de mesa de cristal Baccarat.

MATERIALIDAD: Cristal.

MEDIDAS: 21 x 13 x 8 cm altura.

ORIGEN: Francia.

ESTADO: En muy buen estado.

Todas las antigüedades tienen detalles propios de su edad, que las hacen únicas y distinguibles

MÁS INFORMACIÓN / COTIZAR ENVÍO

Retiro disponible en Bucarest Art 1 - Providencia

Normalmente está listo en 24 horas

ENVIO GRATUÍTO EN LA REGIÓN METROPOLITANA

Para todos los muebles, alfombras, tapicerías, y piezas de gran volumen en general.

ENVÍOS A REGIONES

Algunas de nuestras piezas ofrecen la tarifa de envío en la página de pago.

El pago del envío incluye el embalaje y un seguro que cubre la totalidad del costo de la pieza, en caso de que esta sufriera durante su transporte.
Más información sobre el embalaje profesional aquí.

Si la tarifa no aparece, contáctanos al +569 33423442 para que te hagamos una cotización del envío.

COMPRAS INTERNACIONALES

Compras y pagos internacionales pueden hacerse a través de Paypal. Hacemos envíos a través de Correos Chile, UPS y otros servicios internacionales.

Si tienes interés en comprar, contáctanos en: ventas@bucarestart.cl

Cristales Baccarat: diseñando cristales desde el siglo XVIII

En 1764 el rey Luis XV de Francia concedió al cardenal Louis-Joseph de Laval-Montmorency (1761-1802) permiso para fundar un taller de vidrio en el pueblo de Baccarat, en la provincia de Lorena, al este de Francia. Los primeros productos consistieron principalmente en vidrios para ventanas, espejos y copas, hasta 1816, cuando el primer horno para cristal fue instalado. En esta época, la compañía empleaba a más de tres mil personas.

Baccarat recibió su primer encargo real en 1823. Este evento fue el primero de una larga lista de encargos para la realeza y jefes de estado de todo el mundo. En 1855, Baccarat recibió su primera medalla de oro en la Exposición Universal de París

Hacia 1860, la compañía comenzó a firmar sus productos con una marca registrada. La marca estaba grabada en la base del artículo. En el periodo comprendido entre 1846 y 1849 Baccarat marcó algunos de sus artículos de cristal más finos con la letra B y el año en que la pieza fue creada. Un pisapapeles fechado en 1853 fue encontrado bajo la piedra fundacional de una iglesia de Baccarat dañada por una bomba en la Segunda Guerra Mundial.

La producción de cristal se expandió en este periodo, y la compañía consiguió reputación mundial por su cristalería de gran calidad, candelabros y frascos de perfume, entre otros.

La era Imperial terminó en 1867, con la derrota de Napoleón III, esto implicó que tendencias externas a Francia comenzaron a tener fuerte influencia en los trabajos de Baccarat, particularmente aquellas procedentes de Japón. En este periodo se nota un fuerte crecimiento de la empresa en el continente asiático.

Durante este periodo, una de las áreas de mayor producción para la empresa eran los frascos de perfume, y en 1907 la producción era de unos cuatro mil frascos diarios.

En 1936, la compañía comenzó a grabar sus trabajos con ácido y con la técnica del granallado. Luego, Baccarat fundó una subsidiaria en Estados Unidos en 1948. Y para el año 2007 existían tiendas de la compañía en una decena de ciudades estadounidenses.
(fuente: wikipedia)

El Cristal Tallado: la evolución de un imprescindible de la mesa

Hasta la segunda mitad del siglo XVIII, la producción mundial de vidrio apenas incluía cristal tallado. A pesar de su exitoso uso en la antigua Roma y más tarde en Bohemia en el siglo XVII, muchas de estas piezas de vidrio fundido no presentaban el intrincado tallado que asociamos comúnmente con el cristal tallado.

En el siglo XVII, se desarrolló una nueva forma de decoración tallada gracias a la introducción de diversos tipos de cristal, especialmente en Bohemia. Con la mejora de la calidad del cristal, se pudo realizar una decoración más detallada y profunda. El cristal potásico duro y brillante, desarrollado en 1675, permitió un tallado más profundo que nunca. Hasta entonces, esta técnica solo se había aplicado al cristal de roca.

El cristal inglés de plomo, más pesado y manejable que su equivalente continental, se convirtió en el material ideal para el tallado. George Ravenscroft lo desarrolló en 1676 para evitar las grietas en el vidrio. A lo largo del siglo XVIII, el cristal tallado inglés e irlandés se exportó a gran escala y se copió en Francia, Noruega y América.

En la década de 1770, el gobierno británico impuso impuestos basados en el peso y el tamaño del cristal, lo que llevó a un diseño más ligero y menos elaborado. Muchos fabricantes de vidrio británicos emigraron a otros países para evitar los impuestos. Desde 1780 hasta 1825, las piezas de tallado profundo se consideraron objetos de lujo, especialmente en Irlanda. Sin embargo, en el siglo XIX, la talla de cristal en Estados Unidos ganó reconocimiento y competía con las producciones británicas e irlandesas.

A finales del siglo XIX, la industrialización introdujo máquinas de talla impulsadas por vapor, lo que permitió diseños más complicados y tallas más profundas. El cristal prensado abarató el costo de producción y llegó a un público más amplio, inundando el mercado con objetos asequibles para el hogar. A pesar de estos avances, el cristal tallado sigue siendo un objeto de lujo apreciado.
(fuente: galantiqua.com)

PIEZAS QUE NUNCA PIERDEN SU VALOR

Bucarest Art trabaja solo con las más finas y únicas piezas antigüas. Muebles para el hogar y la oficina, exquisita decoración, objetos y curiosidades antiguas, esculturas y fierros para tu jardín, pintura chilena y europea, clásica y contemporánea, alfombras persa y orientales, tapicerías hechas a mano, y mucho más.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA PIEZA