Bucarest Art Gallery

Alacena y librero provenzal francés en citronnier

$1.540.000
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
A2428

Bella alacena-librero francés en citronnier, seis repisas de 58 x 28 cms, división central (compartimentos de cada puerta son individuales) rejillas en bronce que pueden ser cambiadas por vidrio.

Materialidad: madera de citronnier, bronce.

Medidas: 38 x 120 x 200 cms altura.

Origen: Francia 1930-1940.

Condición: Muy buen estado, leves marcas propias de su uso y antigüedad, restauración en cornisa superior.

Todas las antigüedades tienen detalles propios de su edad, que las hacen únicas y distinguibles

MÁS INFORMACIÓN / COTIZAR ENVÍO

Retiro disponible en Bucarest Art 1 - Providencia

Normalmente está listo en 24 horas

ENVIO GRATUÍTO EN LA REGIÓN METROPOLITANA

Para todos los muebles, alfombras, tapicerías, y piezas de gran volumen en general.

ENVÍOS A REGIONES

Algunas de nuestras piezas ofrecen la tarifa de envío en la página de pago.

El pago del envío incluye el embalaje y un seguro que cubre la totalidad del costo de la pieza, en caso de que esta sufriera durante su transporte.
Más información sobre el embalaje profesional aquí.

Si la tarifa no aparece, contáctanos al +569 33423442 para que te hagamos una cotización del envío.

COMPRAS INTERNACIONALES

Compras y pagos internacionales pueden hacerse a través de Paypal. Hacemos envíos a través de Correos Chile, UPS y otros servicios internacionales.

Si tienes interés en comprar, contáctanos en: ventas@bucarestart.cl

La Alacena: dándole belleza a un mueble funcional

Una Alacena era originalmente un hueco hecho en el muro que disponiendo de puertas y anaqueles servía para guardar objetos del ajuar doméstico. Hoy se le llama así al mueble destinado para guardar la vajilla, cubertería, mantelería, etc., que forma conjunto con el mueble aparador. Suele ubicarse en la cocina, la despensa o el comedor.

Pues es a partir del siglo XX, que la alacena tendió a identificarse con un mueble de dos cuerpos (mezcla de armario volado y aparador), uno superior con anaqueles abiertos o con puertas de celosía (o humilde tela de gallinero) y luego de cristal, y otro inferior formado por armarios cerrados. El cuerpo superior suele tener menor profundidad que el inferior, que así ofrece un espacio libre sobre el que se apoyan los objetos que se van sacando de los armarios o como superficie para elementos funcionales o decorativos. El uso clásico del cuerpo superior fue de escaparate de lo más valioso o querido de la vajilla familiar: platos, bandejas, fuentes de porcelana, etc.

La ubicación en la casa de este mueble mixto de antigua alacena y aparador solía ser la estancia dedicada a comedor, cuando la vivienda disponía de él. La progresión funcional de la vida familiar en proporción inversa con el espacio lo fue llevando a formar parte de la decoración de la cocina, donde se siguen encontrando curiosos ejemplares, allí donde no los han desplazado los estereotipos de los diseños de cocinas.

El estilo Provenzal: la luz en lo sencillo

El estilo de mueblería provenzal es conocido por su énfasis en la luz natural, lo que implica casas luminosas y ventiladas. Los muebles de madera son una característica fundamental, a menudo con un aspecto desgastado o vintage. El hierro forjado también es comúnmente utilizado, tanto en muebles como en accesorios de mesa.

Las flores desempeñan un papel importante en la decoración provenzal, ya sea en exteriores, interiores o textiles. Las cocinas al estilo provenzal son emblemáticas, con elementos como vigas, suelos de barro y muebles de madera. El estilo tiende a abrazar un toque romántico, con detalles como flores delicadas y tonos rosados.

Los papeles pintados, especialmente aquellos con motivos naturales o florales, son comunes en el estilo. Los colores típicos de la Provenza, como el gris y el verde en tonalidades pálidas, se utilizan para acercar el encanto provenzal a los hogares. En resumen, el estilo de mueblería provenzal se caracteriza por su luminosidad, muebles de madera, hierro forjado, flores, cocinas tradicionales, toques románticos, papeles pintados y colores suaves.

PIEZAS QUE NUNCA PIERDEN SU VALOR

Bucarest Art trabaja solo con las más finas y únicas piezas antigüas. Muebles para el hogar y la oficina, exquisita decoración, objetos y curiosidades antiguas, esculturas y fierros para tu jardín, pintura chilena y europea, clásica y contemporánea, alfombras persa y orientales, tapicerías hechas a mano, y mucho más.

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA PIEZA